Algo que tod@s buscamos el día de nuestra boda es estar guapos, y una de las cosas con las que siempre me suelen bromear en las bodas es que a ver si quito esas arruguitas con photoshop, o pongo un poco de pelo en esas cabezas que ahora lucen más brillantes. Bromas a parte... ¿deben editar las fotos de mi boda?

Pues es algo que habitualmente no se valora mucho en los reportajes, muchos pensaran que el trabajo de un fotógrafo termina después de dar al botón y nada más lejos de la realidad. Os puedo decir que lo mínimo por ejemplo tras una boda es que trabajemos las fotografías el mismo tiempo que nos ha llevado tomarlas, así que podemos estar hablando de 10-20 horas la edición de un reportaje.

Es un trabajo que no se ve, porque cuando se entrega el reportaje no se ven las fotografías sin editar tal cual nos las da la cámara, pero muchas veces sin esa edición, el reportaje tendría un aspecto totalmente diferente. ¡Pero ojo! porque hay una gran diferencia entre editar, como os he dicho, y retocar.

Mi opinión, mi experiencia y mi filosofía de trabajo dicen que no se debe retocar una fotografía, nunca he usado photoshop para retocar fotografías de bodas y ese, desde mi punto de vista, es uno de los secretos de un reportaje natural. Editar es corregir una foto de luz, colores, tonos, etc... y recortar es cambiar una cara, hacer desaparecer una persona o pones un invitado que no pudo asistir detrás de un grupo.

Un ejemplo claro de las fotografías de boda retocadas en photoshop son las fotos de boda rusas, seguro que ya habéis visto unas de ese estilo y normalmente llenan las páginas de memes. Con esto no digo que no se pueda usar la herramienta de photoshop para trabajar, este es un ejemplo de una fotografía editada, que no retocada.

antes y despues fotografia boda copia
antes y despues fotografia boda copia

Comment